Cómo afecta la Parálisis Cerebral Infantil a nivel intelectual

Cómo afecta la Parálisis Cerebral Infantil a nivel intelectual

Parálisis cerebral infantil

La parálisis cerebral infantil se origina en una lesión prenatal, perinatal o posnatal, que afecta al sistema nervioso central y se manifiesta por la aparición de problemas motores, que varían su intensidad según el caso. Se presenta en los primeros años y no es progresiva, desarrollándose en etapas precoces de la evolución del sistema nervioso (es decir, dentro de los primeros 5 años de vida).

En la parálisis cerebral el nivel intelectual puede variar, encontrándose por debajo de la media, ser normal e inclusive superior. También es frecuente que se presenten alteraciones del lenguaje, las cuales pueden ser diversas. Además del problema motor y del lenguaje, en ocasiones existen trastornos de la percepción visual, auditiva y táctil. Los niños afectados por parálisis cerebral revelan un control anormal tanto del movimiento como de la postura, a causa de una alteración del desarrollo cerebral.

Características de la parálisis cerebral

  • Es un trastorno de predominio motor (si bien puede acompañarse de otros déficits o anormalidades).
  • No es una lesión progresiva, si bien al manifestarse puede presentar cambios en lo que se refiere al crecimiento y desarrollo del niño. Sin una adecuada intervención de neurorrehabilitación puede llegar a producirse un deterioro muscular a mediano o largo plazo.
  • Está considerada una encefalopatía y ocurre en etapas de crecimiento acelerado del cerebro.

Si bien se desconocen las causas prenatales de la parálisis cerebral, sí se han documentado algunas de ellas.

Son las siguientes

  • Infertilidad previa y –posiblemente– algunos aspectos de su tratamiento.
  • Infecciones intrauterinas tales como rubeola, toxoplasmosis, citomegalovirus, etc.
  • Malformaciones cerebrales, especialmente anomalías en la migración neuronal en el segundo trimestre del embarazo.
  • Problemas placentarios, que incluyen infecciones, hemorragias e insuficiencias.
  • Exposición a sustancias químicas tales como el mercurio.
  • Enfermedades tiroideas.
  • Deficiencia de yodo.
  • Accidente cerebro vascular intrauterino.
  • Trauma físico abdominal, como por ejemplo accidente automovilístico o violencia doméstica.

Causas perinatales

  • Bilirrubina.
  • Prematuridad.
  • Bajo peso al nacer.
  • Hipoxia perinatal.
  • Trauma físico directo durante el parto.
  • Mal uso y aplicación de instrumentos (fórceps).
  • Placenta previa o desprendimiento.
  • Parto prolongado y/o difícil.
  • Presentación pelviana con retención de cabeza.
  • Asfixia por circulares al cuello (anoxia).
  • Cianosis al nacer.
  • Broncoaspiración.

Causas posnatales

• Traumatismos craneales.
• Infecciones (meningitis, meningoencefalitis, etc.).
• Intoxicaciones (plomo, arsénico).
• Accidentes vasculares.
• Epilepsia.
• Fiebres altas con convulsiones.

Compartir

© 2017 Rebiogral